Mentoring – ¿En qué fase te encuentras? 2017-12-04T16:39:07+00:00

Emprender es tomar las riendas de tu vida y tu destino

Las historias, leyendas y cuentos son el canal de aprendizaje más antiguo que conocemos. Han influido en todas las sociedades, las antiguas y las modernas.

Si decimos que emprender es sinónimo de tomar las riendas de nuestra vida y destino, podemos ver al emprendedor vocacional como a un Ulises que se lanza a su gran aventura, a la odisea de emprender.

La Odisea de Ulises es un relato épico de la antigüedad que nos sumerge en los diferentes matices de la vida: la suerte y el infortunio, el bien y el mal, la desesperanza y la superación.

En ella, el héroe, Ulises para los romanos y Odiseo para los griegos, tiene que partir hacia la guerra de Troya donde pasa luchando diez largos años, y otros diez más intentado regresar a Ítaca para reencontrarse con su hijo y esposa.

Este relato ha calado muy hondo en la sociedad occidental, dando origen a la palabra odisea, que es un viaje lleno de aventuras inesperadas (lo mismo que emprender) y a la palabra mentor.

Ulises, antes de partir tiene que decidir quién será el responsable durante su larga ausencia de cuidar de sus intereses y de lo que es más importante, de la educación y entrenamiento de su hijo Telémaco.

Este personaje es Μέντωρ (“Méntor”).

La cosa no queda aquí.

Después de que Ulises le otorga esa responsabilidad a su gran amigo Méntor, la diosa de la sabiduría Atenea empieza a encarnarse en la figura de Méntor para aconsejar al hijo de Ulises, Telémaco.

Méntor se convierte así en un canal de transmisión de conocimiento y consejos que son de vital importancia en esta obra de la antigüedad.

Por ello, en la sociedad actual un mentor es un consejero, una persona sabia y capacitada para aportar consejos y guiar a otros en sus odiseas a través de su conocimiento y experiencia.

Si estás buscando alguien que alumbre tu camino, que sea experto en acompañar a otras personas a lograr sus objetivos, quizás pueda acompañarte en este momento tan especial de tu vida.

Pero antes de ello, quiero que veas el siguiente vídeo.

En él te describo las diferentes fases de la odisea de cualquier emprendedor, para que así puedas identificar en qué momento te encuentras.

Actualmente ofrezco dos tipos de procesos de mentoring, tienen una misma base metodológica, pero los objetivos, herramientas, tiempos y tipo de seguimiento son diferentes.

De ahí que tenga dos páginas informativas distintas.

Al visualizar el vídeo conocerás tu momento actual, y podrás acceder a la información que se adecue más con tu situación vital y profesional.

El emprendedor vocacional se encuentra a lo largo de su carrera con 5 fases que son cíclicas.

Dependiendo de la fase en la que te encuentres, tendrás unos retos y objetivos u otros.

Antes de entrar a la información del mentoring, tienes posicionarte en una de las 5 fases del emprendimiento. 

1. EXPLORACIÓN

La fase de exploración inicia un nuevo ciclo, por esta pasamos todxs al inicio de nuestra etapa de emprendedorxs.

En esta fase todavía no sabes muy bien que vas a terminar haciendo, estas jugando, descubriendo y experimentando. Lo mejor para esta fase es que te expongas a estímulos nuevos y diferentes que amplíen la visión actual de tu situación, sector, habilidades…

Aquí básicamente eres una esponja de conocimientos y experiencias, que si las planificas bien, poco a poco irán encajando en tu cabeza y te ayudarán a tomar una decisión, un camino a seguir, y entrar en la fase de preparación.

La verdad, quien esta aquí no necesita un proceso de mentoring, sería un desperdicio de energía cuando todavía no es tu momento.

Si te gusta mi enfoque, te encuentras en sintonía conmigo, y querrías que fuese participe de alguna forma en tu momento actual, te recomiendo mi audiolibro o mis programas formativos.

2. PREPARACIÓN

Cuando ya tienes una decisión tomada, es el momento de diseñar, construir y lanzar el proyecto.

La preparación requiere inversión en recursos, energía, tiempo y dinero.

Si vas en serio esto va mucho más allá de diseñar una página web y abrirte 4 perfiles sociales. Si, hace falta esa web y esas redes, pero primero toca:

Definir y validar tu modelo de negocio.

Conocer meticulosamente a tu cliente ideal para diseñar una propuesta de valor irresistible (productos y/o servicios).

Definir una estrategia de visibilidad y ventas y por supuesto, determinar cuanto dinero necesitas para vivir para poder establecer objetivos de ventas con esos productos y servicios que tienes pensado comercializar.  

Así tendrás tu primer objetivo económico claro a conseguir en la siguiente fase: el punto de equilibrio.

También definir un plan de capacitación con el que mejorar tus conocimientos y habilidades y convertirte en el profesional que esta capacitado para lograr aquello que deseas.

Si cuentas con profesionales que te apoyen esta fase será más breve y el resultado final será mucho más profesional que si te planteaste todo en plan Juan Palomo, “yo me lo guiso, yo me lo como”.

El do it yourself tiene sus limitaciones. Depende de tu situación y de la complejidad del proyecto, la preparación requeriría un nivel de energía personal, tiempo y recursos.  

Para estas personas, tengo diseñado un proceso de mentoring llamado De Sueño a Negocio, con las que lanzar su proyecto de manera sumamente profesional y sólida.  Este proceso dura entre 4 y 6 meses.

Si estas en esta fase y quieres acceder ya a la información de este proceso de mentoring pincha aquí:

 MENTORING DE SUEÑO A NEGOCIO (4-6 meses)

3. ESTABILIZACIÓN

Una vez lanzado el proyecto, empiezas a tener tus clientes y a ganar dinero, no todo el que te gustaría, pero la rueda esta girando.

Es el momento de que estabilices el proyecto y tu situación, y eso significa hacer dinero y hacerlo de manera constante,  sin sobresaltos y sin temporadas negras o una incertidumbre excesiva, logrando como primer hito económico el PUNTO DE EQUILIBRIO.

Básicamente: que entre el mismo dinero del que sale contando con tu sueldo, un sueldo con el que pagar tu ritmo de vida de forma holgada y tranquila.

En este punto eres un auto-empleado, todavía no tienes un NEGOCIO, eso si, tienes seguridad y estabilidad, las cuales son fundamentales para tomar buenas decisiones.

También es el momento de delegar tareas y subcontratar. De manera suave, poquito a poco, pero es el momento para ganar en eficiencia y eficacia.

Por otro lado, desearías tener un mayor equilibrio entre la vida personal y profesional. Llevas mucho tiempo dedicándole mucha energía y foco a tu proyecto, lo cual afectó a otras áreas de tu vida.

Además te gustaría mejorar tu visibilidad y reconocimiento.

Y si todavía no vendes a través de Internet, te gustaría hacerlo teniendo una estrategia y un plan para moverte dentro en un entorno que te es bastante desconocido y que sabes que entraña cierta dificultad.  

Básicamente necesitas un sistema de captación y venta que ponga tu propuesta de valor y enfrente de tu cliente ideal.  

Visibilidad, embudos, estrategia y estabilidad.  

4. CRECIMIENTO

Las personas que ya llevan un tiempo en la fase de estabilización con sus objetivos cumpliéndose empiezan a meterse en la fase de crecimiento.

Son personas que llevan con su proyecto varios años.

En esta fase ya sabes como funciona tu negocio y lo tienes controlado.

Es momento de escalar el negocio dentro de lo que permita tu modelo de negocio y encaje en tu proyecto de vida.

Quien está en la fase de crecimiento desea:

  • Abrir nuevas vías de negocio.
  • Tener nuevos y mejores canales de captación y venta: aumentar la facturación y que esta sea más estable y predecible.
  • Aumentar el beneficio medio que te deja el cliente.
  • Delegar y subcontratar más tareas e incluso incorporar gente fija en el equipo.
  • TENER MÁS CALIDAD Y VIDA Y TIEMPO a la PAR QUE HACER CRECER EL NEGOCIO.

Para las personas que se encuentran en la fase de estabilización y crecimiento tengo diseñado un mentoring especial que tiene una duración de 8 a 10 meses.

  MENTORING ¡VOY A POR ELLO!

5. RENOVACIÓN

La última fase es la de renovación.

Quien lleva ya un tiempo estancado quizás a nivel personal o profesional y le apetece dar un cambio profundo a su negocio y carrera o empezar algo completamente diferente entra en una fase de renovación. 

Es muy similar a la fase de exploración solo que aquí ya somos perros viejos y no es la primera vez que queremos emprender.

Nuevamente prima la actitud del aprendiz, del explorador.

Ojo, que esta fase requiere de un matiz… algunas personas por gestionar mal su negocio y no saber avanzar se pueden ver tentados de querer cambiar de proyecto, pero esta cambio no nace de una necesidad interior, nace de una carencia, de una insatisfacción por falta de avance.

Quién esta en una fase de renovación (exploración avanzada) no necesita un proceso de mentoring.

Solo podrá hacerlo una vez toma una decisión, lo que le llevaría a una fase de preparación.

Creo firmemente en las metodologías, pero rechazó categóricamente las “soluciones de sota, caballo, rayo, de copia y pega”…

Hago procesos metodológicos y artesanos, adaptándome al 100% a tu situación y recursos.

Si alguien te vende que en 3 o 6 meses te puede hacer pasar de preparación a crecimiento, mi recomendación es que le des las gracias por su tiempo, te des la vuelta y huyas, por que esa persona o te quiere engañar o no tiene ni idea de lo que habla.

Aquí me tienes para acompañarte durante el camino, para que llegues a donde hayas trazado como objetivo, a tu Ítaca.

También para entrenarte, para que una vez alcances esos objetivos del mentoring, y llegues a la siguiente fase, puedas continuar creciendo, experimentando, expandiendo…

Ahora, te dejo con la información de los dos procesos de mentoring que ofrezco a los emprendedorxs que están en la fase de preparación, estabilización y crecimiento. 

VOY A POR ELLO 

Para emprendedorxs que se encuentran en las fases de estabilización o crecimiento y buscan un guía experimentado, con visión estratégica que les ayude a identificar y solucionar sus actuales problemas y bloqueos.

También como apoyo en el diseño e implementación de las estrategias necesarias para despegar e ir a por todas.

Duración: 8-10 meses.

+ INFORMACIÓN

DE SUEÑO A NEGOCIO

Para emprendedorxs que quieren asegurarse un alto nivel de excelencia y posibilidades de éxito en el lanzamiento de su proyecto. Validando su idea de negocio y desarrollando productos y/o servicios irresistibles.

Ahorrando así muchísimo tiempo y dinero en errores que son innecesarios si se cuenta con el acompañamiento y asesoramiento de un experto.

Duración: 4-6 meses.

+ INFORMACIÓN