Sí, este parón puede ser necesario para hacer una pausa reflexiva, por un tema de salud o por algo tan cotidiano y natural como atender las vacaciones familiares cuando tienes niños pequeños.

Trabajo con emprendedores vocacionales, no con multinacionales.

Somos personas no corporaciones.

Ahora que, las pausas reflexivas estarán previamente acotadas en el tiempo. Lo que generamos durante el mentoring es un músculo de competición, si está demasiado tiempo en reposo pierde una energía que es muy valiosa.