Todo los sueños, sean más grandes o más pequeños requieren de hitos para materializarse. Para ello tienes que aprender a gestionar 2 recursos que son finitos, tu tiempo y tu energía.