Las Drogas NO son el Problema – #Articulodeopinion

gana el juego del dinero libro

Las Drogas NO son el Problema.

Para mí son un síntoma de otro problema mucho mayor.

Lo primero, me permito hablar de este tema porque lo conozco en primera persona, si, justo lo que acabas de pensar, me he drogado, y no hablo de forma esporádica en plan una Nochevieja, hablo de consumo habitual con su respectivo enganche, denominado síndrome de abstinencia o como se dice coloquialmente “pasar mono o que te pique la porra”.

Pase por todo el repertorio posible a excepción de los opiáceos (doy gracias de no haber nacido en los oscuros ochenta…).

Aunque empecé a consumir a los catorce años cannabis y ya a los quince pase a “ligas mayores” (a buen entendedor…), no fue hasta los 16 que me percate del vicio que consumía a la sociedad española. Una mañana vi algo que me impacto de tal manera que podemos hablar de un antes y después, fue una toma de conciencia que nunca se me olvidará. A lo largo del artículo te hablare de tres de ellas.

Te podrás imaginar que con ese historial que te estoy contando no era un estudiante de primera en el instituto. Ya cansado de suspender y de dar mal en clase y provocarle ulceras a mi pobre madre, me puse a trabajar en el verano de mis dieciséis años y medio.

Mi tío me metió en el mundo de las imprentas, así que me fui a trabajar a un polígono industriar de ayudante de máquinas. Una de mis “grandes responsabilidades” era ir a por los bocadillos y el café al bar, lo cual me permitía un momento de relax para ver el AS y maravillarme con la mujerzuela de generosas curvas que siempre ponen en la parte posterior.

Entrar a un bar de polígono para fui demoledor, me impacto muchísimo más que ver a chicas de 14 años meterse rayas de speed en Zaragoza y chicos hablando de pillar drogas duras con la misma naturalidad que mis amigos y yo hablábamos de comprar Ballantines.  

Yo veía el vicio en la gente de mi edad como un divertimento, una liberación del tedio de una escuela basada en el sistema prusiano de educación. Pero no le daba mucha importancia, creía que el vicio era una cosa pasajera, una locura más de nuestros años de adolescentes influidos por la revolución hormonal y su respectiva tontería y falta de juicio.

Pero fue entrar a aquel bar… ver a los que ya pasaban la cuarentena, y que castigados por su estilo de vida aparentaban los 50 y muchos, que cuando entraban al bar ÚNICAMENTE levantaban dos dedos sin abrir la boca y el camarero ya sabía que comenzaba el ritual:

  • Copa de anís con un hielo o tubo de orujo de hierbas.
  • Pitillo a la boca, si era ducados mucho mejor.
  • Y derechitos a la máquina tragaperras.

las drogas no son el problema 2

Nunca se me olvidara el sonidito de la maldita maquinita que les consumía el dinero a esos obreros mientras su desayuno de alcohol matinal les mermaba la escasa salud acompañándolo de su oposición a cancerosos gracias a su colega el pitillo.

Y esta estampa la veía día tras día, semana tras semana.

Al primer mes ya empecé a ver el mundo de forma distinta.

¿Sería ese mi futuro? ¿Me estaría metiendo en un callejón sin salida?

Además, ya estaba teniendo yo mis primeros atisbos de madurez al reflexionar sobre mi nueva situación. Tenía vicios, los mismos que en el instituto, la diferencia es que ahora mi poder adquisitivo era otro, tenía una mierda de sueldo, pero si, era algo.

Era momento de tomar una decisión, tenía que dejar de ver a Tony Montana como “el puto jefe” y replantearme mi estilo de ocio.

Pero como dice el título de este post… las drogas NO son el problema.

El problema es otro. En lo que debemos de poner el foco es en aquello que está causando ese cortocircuito dentro de ti que te hace castigar a tu cuerpo y a tu mente con un consumo de sustancias nocivas como un habito de vida y de ocio.

Todavía me quedaban años para averiguarlo.

Una cosa esta más que demostrada y aceptada por todos: si dejas un vacío tendemos a llenarlo con otra cosa.

Deje el consumo de ese tipo de sustancias y me pase a otra adicción que además me venía a la perfección para drenar mi mal humor… las peleas, la violencia. Vamos que me convertí en todo un kinky y en un experto de encontrar problemas y movidas tooooodos los fines de semana, viernes y sábado.

Y como por aquel entonces no estábamos en crisis, había muchos trabajos basura en los polígonos y chavales encantados de hacerlos, lo que les permitía gastarse los dineros en copas e invitar a sus amigos que todavía estaban en el instituto… las borracheras, drogas y violencia eran algo más que habitual en las noches adolescentes.

Ahora imagino que también, pero antes tenían el aliciente de tener más cash que gastar de viernes a domingo. ¿No os fijasteis que ya no veis tantos niñatos con ciclomotores? Ah, y por supuesto, yo era uno de ellos con mi súper Derbi GPR 50 jajaja.

 Derbi GPR 50

Mi siguiente etapa fue más relajada y es que como se suele decir… el amor amansa a las fieras. Me llego el amor adolescente, lo cual me relajo. Pero las malas acciones del pasado y todavía algún otro coqueteo con “yo pre-enamorado y energúmeno” dieron pie a una pronta y dramática ruptura.

A posteriori de cagarla en la relación opte por una vía clásica: momento de auto-destrucción total y vuelta a las andadas. Lo que a mí siempre me gusto llamar fines de semana de “muerte y destrucción” en los que todo vale.

Mi siguiente parada fue el vicio y el enganche de los juegos online, en particular al WOW, un juego masivo de Internet al que yo y miles y miles de jóvenes podíamos tirarnos jugando jornadas de diez horas TODOS los días de la semana. 

Conozco gente que dejo carreras universitarias, novias, grupos de amigos por el enganche que les supuso y siguen suponiendo ese tipo de juegos.

¿Es mejor el WOW que la Cocaína? Evidentemente la segunda tiene unos efectos nocivos en el organismo y en la salud mental de las personas infinitamente peores que el WOW.

¿Pero no es el mismo efecto? ¿No es una forma de escapar de tu vida?

A mis amistades de Zaragoza, que eran las que peores hábitos de consumo de estupefacientes tenían, les conocí (al menos a los primeros de ellos) a través de un juego online llamado Diablo II. Vamos, que nos gustaba meternos en líos y también en mundos imaginarios a través del ordenador.

Pues llego un momento en el que todos los colegas nos relajamos un poco, todos salimos un poco del consumo y el desfase frenético a través de caer en otra adicción: el WOW.

WOW otro tipo de droga

Y recuerdo en particular un chico, el cual tenía el mote de “Speedman” por su  consumo de esa sustancia sumado a su oficialmente diagnosticada  hiperactividad, que era uno de los que más enganchado estaba al juego online, siendo esta su primera experiencia en juegos de ese tipo.

Y un día le pregunte:

Ko Speedman, ¿por qué juegas tanto? Siempre te veo conectado, me da la sensación de que vives únicamente para jugar”.

Lo que me respondió fue un golpe tan duro como ver aquellos currelas reventados de polígono levantando los dos deditos para que el camarero les sirviera lo de siempre…

Ko es que si bajo a la calle me drogo”.

Me dejo planchado 8-O . No fue una broma, fue un comentario de una sinceridad aplastante para aquel que estuviese dispuesto a escuchar más allá de las palabras.

En ese mundo virtual pude conocer a todo tipo de gente, varios de ellos padres de familia súper enganchados. Es más… un día una amiga mía y su madre estaban muy preocupadas por la adicción del padre de unos 43 años a juegos de este tipo.

Un día en casa con ellas me dio por mirar en Google para mostrarles que era un problema generalizado en el mundo (por eso de que mal de muchos consuelo de tontos) y me encontré que en cuanto puse en el buscador “problemas de adicción…” los dos resultados que me estaba sugiriendo Google por la tendencia de búsqueda de los internautas eran:

  • Problemas de acción cocaína.
  • Problemas de acción WOW.

¡EL SEGUNDO PUESTO! Qué horror!!

No creía que fuera tan fuerte el tema…

Pero claro, si por dentro eres infeliz y no te sientes realizado o directamente crees que tu vida es una mierda… mola mucho más ser un guerrero de anchas espaldas y grandes bíceps de nivel 70 que va repartiendo coñazos y matando monstruos en un mundo virtual. Vamos, dónde vas tu a comparar….

Por aquel  nacía otra adicción en la sociedad. Era el auge de las redes sociales y la gente empezó a generar una verdadero enganche al Tuenti y Facebook y en cuanto fue habitual el tener conexión a Internet en el móvil (primero con la locura de las BlackBerry y luego los iPhone) también le siguió  la adicción a nuestro terminal.

De las redes y el móvil no voy a hablar, solo diré que mi teléfono esta al menos 25% del tiempo en modo avión o apagado y me siento súper liberado de ello, incluso me permito “la locura de salir de casa sin el”… Pero prefiero que te cuente esto de las redes Tote King

En fin… mi relación con las drogas paso por todas las fases posibles: temor, deseo, necesidad de consumo, alabanza, odio, repulsión…

El cine nos ayuda a verlas de forma idealizada, casi siempre desde dos puntos de vista, el de consumidor como forma de “liberación y de estilo de vida divertido” o el del narco-empresario desbordando poder y fuerza…

Míticas películas sobre la droga y su mundo:

Renton en el inicio de la aclamada Trainspotting ya te lo deja claro… si el estilo de vida que te proponen o que vives no te motiva, una buena opción evadirte en cualquier adicción que no te haga pensar en tu mierda de vida, da igual que sean las redes sociales, droga, trabajo, culto al cuerpo o juegos online.

Todavía me quedan varios sucesos importantes que me hicieron evolucionar la forma que tengo de ver las drogas y la problemática que las rodea.

El primero fue “El Peligro de Descubrir la Verdad” de Osho. Un libro que me ayudo a cambiar los paradigmas respecto a casi todo: familia, amigos, pareja, sociedad, religión… Me empujo a construir mi propio modelo del mundo, a no tener por qué aceptar los moldes que nos da la sociedad respecto a cada área importante de la vida, y que cuando te sales de dichos moldes ya eres raro o un anti-social.

Menciono ese libro porque para mí tuvo un gran impacto en mi vida, me lo recomendó una chica con la que chateaba allá por mis 20 a través del Badoo (qué tiempos aquellos jajaja). Te lo recomiendo de corazón, el libro no Badoo.

Más o menos… desde los 20 yo soy abstemio. Una vez cada año o año y medio me puedo emborrachar, pero tienen que ser situaciones muy especiales y con gente más especial aun.

Cuando cumplí los 21 mi relación con las drogas era de rechazo absoluto, y justo en las fechas posteriores a mi cumpleaños llego a mis oídos el nombre de Antonio Escotado y su obra “Historia General de las Drogas”. 

Lo primero que hice fue buscar en Internet, leer información sobre él y verme varios vídeos, una entrevista en “Pienso, luego existo de la 2” y otro programa de la misma cadena de una hora de duración llamado “Carta Blanca”.

¿Exactamente en que me influyo?

Fue el comienzo de ver “el problema que había DETRÁS de las drogas”, un problema que nacía de dentro de la sociedad y de las personas. Cambie el paradigma de las drogas, el foco no era el consumo en sí mismo sino el “para que” las consumidos.

Como existen tantísimas adicciones en la actualidad, unas legales, otras ilegales, unas demonizadas y otras aceptadas por la sociedad yo me pregunto: ¿Cuándo vamos a dejar de poner tiritas a este problema social y vamos a actual sobre la verdadera causa?

Hacen falta menos clínicas de desintoxicación y más educación en valores y espiritualidad, más psicología humanística. Más comprender que si no logramos un equilibrio y satisfacemos todos los peldaños de la pirámide de la Pirámide de Maslow, no vamos a lograr una vida plena y satisfactoria.

yoda... las drogas no son el problema
Y casi casi al estilo de sabiduría Yoda podríamos decir que una vida de insatisfacción lleva al aburrimiento, el aburrimiento a la apatía, la apatía a hábitos estúpidos y auto-destructivos y estos son la senda hacia el Lado Oscuro de la Fuerza….

Si no es cocaína es la consola, o es un adicto culto al cuerpo tipo gimnasio y esteroides o bulimia y anorexia. También tenemos adiciones al trabajo, el sexo y la pornografía, e incluso adicción a los deportes extremos que te generan niveles de adrenalina y dopamina y que pueden atraparnos cual droga.

Ni el sexo, los juegos, el deporte, el cuidarse o incluso las drogas son malas.

El problema es el exceso y mal uso, e incluso en muchos casos me atrevería a hablar de un uso enfermizo.

Uno de esos usos enfermizos es utilizar las drogas, el deporte, el trabajo o el sexo para evadirnos de ese vacío interior que nos está consumiendo por dentro.

En una vida donde solo existe el gozo, no existe gozo alguno.

Rememorando un párrafo de un libro de José Antonio Marina (una de las mentes españolas más brillantes):

 El aburrimiento esconde un grandísimo peligro, mucho más de lo que parece a simple vista”.

Ese aburrimiento, esa apatía, esa falta de motivo vital para vivir nos crea el vacío que nos empuja a querer evadirnos con algún tipo de vicio. La falta de motivo vital es nuestro propio agujero negro que absorbe toda posible luz y esperanza de una vida plena.

Ese estado mental de apatía es como ir bajo de defensas en el invierno madrileño y además con poca ropa.

Claro que nos podemos resfriar yendo bien abrigados, pero si somos tan temerarios de ir con poca ropa y con el agravante de tener las defensas bajas fruto de una constante de pensamientos negativos… ¡RESFRIADO SEGURO!

Pues esto es aplicable al general de nuestra vida y los vicios. Cada posible vicio es como un posible resfriado.

¿Qué podemos hacer para evitarlos? Las cosas con son, es más sencillo de contar que de poder en práctica…

Cuando realmente estamos presentes y conscientes de nosotros mismos y estamos evolucionando personalmente, no requerimos meternos en trampas auto-destructivas como las mencionadas anteriormente. Es imposible. Es como ir a tope de defensas, con guantes, bufanda, gorro y calzoncillos/bragas de pana. Va a ser mu mu pero que mu difícil el resfriarnos.

En cambio, si vivimos en la apatía profunda es como andar con un jersey de lana andando en un bosque muy poblado de malos hábitos, en algún momento nos vamos a enganchar. ¡SEGURO!

Y me permito hablar de ello porque estuve ahí, te lo puedo contar porque lo viví. Porque cuando más me conozco a mí mismo, que es la aventura más grande que puedo vivir, más me voy dando cuenta que las drogas no son el problema.

Las drogas y otras adicciones son el resultado a problemas más profundos que habitan en cada uno de nosotros.

Y hasta que la sociedad no ponga el foco en el verdadero desencadenante de las adicciones, todos los esfuerzos serán inútiles. Es posible que estés pensando que yo NO acabo de descubrir nada nuevo, que esto ya se sabe. Es cierto, pero…

La pregunta es… ¿al sistema le interesa poner sus esfuerzos en el problema real? ¿O acaso eso le pondría en peligro al propio sistema? ¿Las drogas y otras adicciones son un mal necesario para que el sistema actual y las jerarquías de poder continúen cómo están?

las drogas nos controlan

Enciende la televisión y pon una telenovela, ya sabes, gente real fingiendo que es gente falsa con problemas inventados que son vistos por gente real para olvidar sus problemas reales
Chuck Palahniuk

 

Y cerramos con una broma de un monologo uno de mis humoristas favoritos Ignatus Farray.

By | 2017-04-12T21:44:30+00:00 enero 27th, 2015|10 Comments

About the Author:

Hereje Entusiasmado. Mi misión es inspirar y acompañar a las personas valientes que se atreven a desafiar el statu quo a través de su arte (profesión).Para ello desarrolle el Método de la Araña, un enfoque holístico del personal branding y los modelos de negocio personales. El foco de mi herejía es el “maquillaje digital”. Te invito a que conozcas mi canal de YouTube. LOVE VÍDEO.

10 Comments

  1. Manu 27 enero, 2015 at 11:16 - Reply

    Como diría un gran amigo mío: STANDING OVATION!

    No sólo las drogas no son el problema si no que mayor problema que las drogas es la propia prohibición y su mecanismo de actuación y aplicación.

    Como tú mismo comentas en el vídeo, la gestión actual de las drogas y su prohibición es la que conviene al “sistema”. Y mi teoría es, parafraseando a Noam Chomsky (creo):: “el lavado de cerebro es más eficaz en libertad que en las dictaduras”.

    ¡Un abrazo!

    • Jorge Jiménez 27 enero, 2015 at 20:12 - Reply

      Y mi teoría es, parafraseando a Noam Chomsky (creo):: “el lavado de cerebro es más eficaz en libertad que en las dictaduras”…. YES!! La falsa ilusión de libre albedrío que nos dan votando cada cuatro años eh… en fin, fuck sistema, pero claro esta que es un reflejo de nuestra apatia por cambiar las cosas empezando por nuestro día a día.

      Milagro de Fatima Torres, una mujer que recorrio medio mundo y que me dio la oportunidad de compartir muchas horas de su tiempo en 2014 decia una cosa…

      ¿Como podemos hablar de que somos buena gente o de que queremos evolucionar y blablabla, si ni si quiera sabemos el nombre de nuestros vecinos? Y eso en las ciudades en las que vivimos en “edificio colmena” es de lo más habitual.

      Ahora en mi casa estamos flipando porque una enfermera compañera de mi padre (mi padre es enfermero en quirofano) esta haciendo unas cremas a base de mariguana en la cocina de su casa y le quitan más dolores en la rodilla a mi padre que cuando le hacen una infiltración en la rodilla…

  2. Rita Tonelli (@ritatonecoach) 27 enero, 2015 at 19:40 - Reply

    Hola, Jorge:
    ¡Gran artículo, debajo del cual va mi reconocimiento a “tu gran valor”!
    Me gustó muchísimo, sobre todo cuando llegás al meollo de la cuestión, de donde extraigo, la frase de alerta más importante, a mi juicio: “El aburrimiento esconde un grandísimo peligro, mucho más de lo que parece a simple vista”.
    Creo que el enfoque debe estar allí.
    No conozco demasiado de drogas por lo tanto no sé si puede haber algún determinante físico en algunos casos que te lleve a ellas, pero desde la idea de que no sea así, insisto en que el auto conocimiento y el trabajo con nuestra transformación personal -desde la adolescencia- ayudaría mucho para eliminar el flagelo de las drogas.
    Voy a compartir tu artículo en un grupo (espero poder hacerlo) donde hay un experto en la materia que ha dedicado -y sigue haciéndolo- a la ayuda y asistencia de los adictos, a ver qué opina él.
    Un abrazo

    • Jorge Jiménez 27 enero, 2015 at 20:17 - Reply

      Hola Rita, muchas gracias por tu feedback positivo y por visitar el blog, ya sabes aquí tienes tu casa para lo que quieras.
      Si, en efecto, el aburrimiento es alimento para nuestra parte más oscura de nuestra persona.
      Y nuevamente… en efecto, el auto-conocimiento y el trabajo personal es la base de la salud mental, fisica y por ende espiritual. Internet es un regalo que debemos de saber utilizar para aprender y difundir nuevos paradigmas que nos ayuden a transformar la realidad social que vivimos, que en muchas áreas esta enferma y de ahi surgen problemas como las drogas, pero también existen brotes verdes de esperanza como nuevamente cito INTERNET que ahora mismo sin conocernos nos esta permitiendo a ti Rita y a mi conectar para hablar de un tema tan importante como este. Estamos en camino de mejorar toda esta historia, y eso siempre es motivador, ¿no te parece?

  3. Graciela 27 enero, 2015 at 21:39 - Reply

    Excelente articulo Jorge. En coincidencia a tu articulo estoy escribiendo el mio sobre juego compulsivo. Me es grato leerte. Saludos

    • Jorge Jiménez 27 enero, 2015 at 23:41 - Reply

      Hola Graciela!
      Guau otro tema bien interesante y que causa muchisimas penas en familias de todo el mundo.
      En cuanto lo publiques no dudes en mardarmelo por correo, estaré encantado de leerlo y conocer tu enfoque sobre el mundo de la ludopatia. .

  4. Serena 27 enero, 2015 at 22:21 - Reply

    Mi pueblo Valle de Turón, es conocido por ser cuna de yonkis y de drogas de todo tipo, sobre todo en mi época. A mí me tocó en la edad del pavo la época de los tryps, con un par de viajes al año los doy por probados. Uno del pueblo de al lao no volvió nunca del viaje, no porque se haya muerto físicamente sino neuronalmente. Pa que lo entendiera yo bien, vinieron a decirme, “meterle ácido al cerebro es como querer lavar el cerebro con un estropajo” ¿nos ha quedao claro a todos?.
    El tema droga blanda porros fue mi modo de evasión y encuentro con lo que yo pensaba que era mi paraíso personal y así fue hasta que empecé a rayarme tanto tanto que era tocarlos y literalmente desmayarme (le llegaron habladurías a mi madre). Cayeron unas rayas de las que me arrepiento bastante, nunca sabré si los problemas posteriores que tuve con la serotonína fueron a raíz de aquello. Abstemia siempre lo fui. Mi abuelo y mi padre alcohólicos, hasta el punto que mi padre desayunaba alcohol. Siempre digo a modo de broma, no bebo ya mi padre y mi abuelo lo hicieron por mí. Después de este baño de egocentrismo centrémonos en el tema que nos ocupa querido Jorge.
    Hay una época, llamémosla “la de sin personalidad definida” que los más atrevidos por hacernos los grandes o los adelantados a nuestra época nos pasamos por esos sitios de los que en el mejor de los casos, aprendemos lo que tú; Una vez encuentras “el para que de las cosas”, le das un motivo a todo tu entramado emocional para seguir adelante, a por tus metas, claro y se sobre entiende con una correcta autoestima.
    La gente que termina quedándose en el mundo de cualquiera de los vicios está claramente asumiendo el papel de víctima de las circunstancias, de todas y si no pues se las inventa, a lo “yo soy rebelde porque el mundo me ha hecho así”. Me drogo como modo de identidad porque la mía no me mola y creo que molo mas a los demás si lo hago. ¿estamos locos o qué? También es un modo exacto de descifrar “estoy incomodo con las circunstancias”.
    Drogarse es, como bien dices como lo que hacen por poner algún ejemplo; los anoréxicos, los vigoréxicos, los ludópatas, los que compran compulsivamente, los que engordan hasta el infinito etc, etc… (Intentar llenar un pozo sin fondo), intentar evadirse de una situación que no les gusta pero que tampoco hacen nada por cambiarla (yo tiendo a pensar que es por ignorancia, yo lo fui por mucho tiempo, hasta los 35 para ser exacta). El articulo de esta semana de Miguel Guzmán http://www.exito-personal.com/responsabilidad explica bien a donde quiero llegar, además de que le he dejao allí otra biblia en verso como esta, y lo más importante, el que cae en un vicio tiene un problema de autoestima no resuelto. Sumado a otro mega problema añadido, creernos una mitad de algo (La codependencia) buscando nuestra otra mitad. Otra moto que nos vendieron y que nos creímos.
    Sólo un inciso, hablas de que la sociedad cambie…creo que eso es querer mucho y abarcar Lo Imposible jajajajaja (vaya, ya dije la palabrita que te pone tanto y que por cierto, me encanta que lo haga).
    Lo importante es tomar conciencia, cada uno y cada quien, poner la manita derecha sobre tu pecho izquierdo, cerrar los ojitos y escuchar toda la vida que hay ahí dentro a mansalva, corriendo por ti. Agradecerle a tu corazón todos los latidos que dio hasta ahora por ti (que poco considerados somos con nosotros mismos, que ni gracias le hemos dado hasta ahora a todo el entramado que nos conforma), de hecho los hay que no saben que sólo tienen una vida y una escala de valores que puede venirse abajo nada más que por no aprender a valorarnos y querernos a nosotros mismos independientemente de las circunstancias y de lo que nos haya pasado en el pasado y deciden quedarse para siempre en el papel de victimas. Lo difícil es ser consciente de ello y meterse en el mundo del crecimiento personal.
    Oye, súper Gran Jorge, te has pasao por mi nueva web? y si te pregunto dónde y cuantas veces apareces sabrías contestarme?

    • Jorge Jiménez 28 enero, 2015 at 17:16 - Reply

      Patrones familiares, codependencia emocional, autoestima… mucho jaleo estas poniendo en el asador. Realmente no te puedo contestar, solamente decirte que comparto opinión.

      Pues no sabía lo de la web nueva, crei que habías migrado la antigua, felicidades por el cambio, y felicidades por el nombre, lo elegiste con mucho cariño.

      Vi que pusiste un link en el menú superior y lateral, muchas gracias por la mención.
      Cuando quieras escribir un artículo aquí tienes las puertas abiertas.

  5. carlos 28 enero, 2015 at 23:15 - Reply

    agradecimientos por todo el material que recibo, es bién interesante, he leido sobre temas que jamás pensé hacerlo, este de las drogas es bién chévere como cuentas tus experiencias gracias por compartirlas diós lo bendiga y lo siga guiando por que personas como usted le hacen un gran bién a la humanidad, éxitos

    • Jorge Jiménez 29 enero, 2015 at 09:06 - Reply

      Hola Carlos y gracias, me alegra saber que estas leyendo sobre cosas que jamás creías que lo harías… a mi me pasa lo mismo desde hace años, leo cosas que no es que creyese que no leería, es que ni si quiera sabia que existían, pero es cuando nos exponemos a nuevas vivencias e información cuando nos convertimos en lo que hemos venido a ser a este mundo. Pero claro, hacer eso delante del televisor 8 horas al día es difícil, ¿verdad? jajaja
      Así que Carlos… bienvenido al blog, siéntete como en tu casa.

Leave A Comment

*

 

Guías gratuitas

Lo que todo el mundo debería saber sobre el Desarrollo Personal

  • ​Con estas guías podrás identificar los conceptos clave del crecimiento personal, para que así puedas hacerte un auto-chequeo y plantearte un plan de acción y mejora.
  • La Cosa .1: completa guía de 38 páginas que recoge todos los conceptos básicos para lograr la vida que deseas.
  • 27 expertos nos cuentan que es esto de crecer personalmente a través de una reflexión personal y única basada en su experiencia de vida. 
x