cerebro reptiliano

Me encuentro Hambriento, Cachondo y con Ganas de Pelea.

Me presento, soy tu cerebro reptiliano. Me gusta tener sexo, comer y las discusiones. Siempre estoy en guardia y preparados para meterme “donde no me llaman”. 

Si tengo que luchar lo haré hasta la muerte, aunque como primera opción prefiero la huida… ahora que si tengo que luchar será hasta que no me quede una pizca de energía en el cuerpo.

Y ten cuidado conmigo, soy un tipo peligroso, que se enfada rápidamente y además soy rencoroso y vengativo.

Pero bueno… ya está bien de hablar de mí. Ahora quiero hablar de “nosotros” y los vínculos que nos unen… Pero para eso te voy a dejar con nuestro amigo Jorge Jimenez.

Hey, ¿qué tal? ¿Te parece interesante este tema? ¡PUES COMENCEMOS!

Actualmente nuestro cerebro es tres veces superior al de nuestros tatatatatatatatatatatarabuelos antepasados no humanos, y es que nuestro cerebro ha estado en constante evolución desde entonces, pero todavía tenemos resquicios muy antiguos de dicha evolución.

En los siguientes párrafos tienes información de cada uno de “nuestros cerebros”, e incluso un vídeo que te ayudará a comprender toda esta información, porque no se a tí, pero a mí la primera vez que leí esto me sonó todo a chino y me costó tiempo de investigación y varias lecturas para poder asimilar la información.

Información que es importantísima conocer, ya que da respuestas a muchas pautas de comportamiento que tenemos, y lo más importante en la vida es el AUTO-CONOCIMIENTO, tanto de tu ser interior, como de tu biología, ya que esta nos guste o no, afecta a nuestro comportamiento diario y al cómo nos relacionamos…

Hambriento, Cachondo y con Ganas de Pelea…

Te Presento a “Tus Tres Cerebros”

Si a día de hoy podemos hablar de tres cerebros es por el médico y neurocientífico Paul D. MacLean, ya que una de sus muchas contribuciones al campo de la psicología y la psiquiatría fue la teoría evolutiva de los tres cerebros. (Paul D. MacLean: 1 de mayo de 1913 – 26 de diciembre de 2007)

Ahora te expondré un resumen de cada uno de ellos, el orden será por “antigüedad evolutiva”…

los tres cerebros, Reptiliano, limbico y neocortex (1)Reptiliano (cerebro reptil): es el vestigio más antiguo de nuestra evolución y se encarga de regular los elementos más básicos de la supervivencia como la homeostasis. Como ya se presentó el al principio del artículo… es compulsivo etc.

Límbico (cerebro mamífero): El sistema límbico está formado por distintas estructuras cerebrales que se dedican a gestionar las respuestas fisiológicas ante estímulos emocionales. ¿Con que está relacionado? Pues con la memoria, instintos sexuales, atención, conducta y nuestras amigas las emociones (alegría, amor, aversión, furia…). El sistema límbico (lo que llamamos el cerebro mamífero) está conformado por el tálamo, el hipotálamo, el hipocampo, amígdala cerebral, cuerpo calloso, septo y   mesencéfalo.

Neo-córtex (cerebro humano): “corteza nueva” o la “corteza más reciente”, es la denominación que reciben las áreas más evolucionadas del córtex, al neocortex también lo llamamos isocortex, es el cerebro racional, de ahí el llamarlo coloquialmente el “cerebro humano”. Gracias al neocortex podemos regular de forma eficiente emociones específicas basadas en las interpretaciones del mundo que nos rodea.

Resumen sobre “Tus Tres Cerebros”

En resumen, según el antes mencionado MacLean, los humanos y otros mamíferos muy avanzados como ciertos primates o los delfines tienen los tres cerebros. El resto de “mamíferos inferiores” tienen solo el pelomamifero y el reptil, el resto de vertebrados tienen sólo el cerebro reptil.

¿Cuándo nos mete en problemas nuestro cerebro reptiliano?

Cuando evolucionamos del reptil al  cerebro mamífero nos liberamos de la tiranía de estar esclavizados a las necesidades tan básicas del cerebro reptil, lo que nos aportó un mayor rango de acción y toma de decisiones para desenvolvernos en la vida lo cual dio a la evolución de la especie.

Pero todavía nuestro cerebro reptil tiene ansias de poder… Al fin y al cabo fue el primero en llegar, ¿verdad? Seamos empáticos con él, y vamos a comprenderle al pobrecillo… Aunque claro, es que las soluciones que propone ante los problemas siempre son siempre: LUCHA, HUIDA O PARALISIS.

Y como ya está desfasado en algunas cosas, a veces se confunde, está ya un poco viejito y anticuado…, y todavía propone soluciones GIGANTES Y EXAGERADAS a PROBLEMAS PEQUEÑOS, vamos, como si fuese una cuestión de vida o muerte… y tampoco es eso, ¿verdad?

En su momento este cerebro evito que a nuestro tatatatatatatatatarabuelo no se lo comiera un animal de la antigüedad, y pudiese seguir cazando, danzando y copulando hasta que miles de años después estoy yo aquí escribiendo este post y tu leyéndolo.

Pero como dice el dicho, lo que funciono antes, no tiene por qué funcionar ahora.

Y aplicar la misma respuesta emocional de peligro de muerte a cuando se  me cae el wifi de la casa, no queda leche fría en el frigorífico, o cuando me encuentro un arañazo en el coche… ¿Es un poco exagerado, verdad?

Es aquí donde entra nuestra auto-gestión emocional, pero para lograr esa gestión tenemos que conocernos un poquito mejor. Y de eso se trata este post, así que felicítate por el aprendizaje de hoy.

los tres cerebros, Reptiliano, limbico y neocortex (1)

Y como resumen final, para terminar de asentar la información, aunque te recomendaría leer nuevamente el post e investigar sobre este tema por tu cuenta, te voy a dejar con un excelente vídeo de dos minutos que explica gráficamente como influye nuestra parte reptil en la vida cotidiana.

Por su puesto, puedes compartir este artículo en las Redes Sociales y ayudar a que el mundo sea mejor mundo, porque con gestión emocional podremos hacer BIEN el BIEN como le escuche decir en una conferencia este pasado noviembre.